impresoras de credenciales, RISCO